Camino a Laponia

OPINIÓN. Camino a Laponia. Por Sergio Brenes Cobos
Militante socialista

sergio_brenes16/07/12. Opinión. “Lou Reed escribió la canción ‘Perfect Day’ hace ahora cuatro décadas. De actualidad en la España de 2012 por unos diputados del PP que parecían ‘bebedores de sangría en un parque’ que celebraban que España tiene la economía nacional y familiar intervenida (…) Desde que el PP gobierna España no hay indicador económico y social que no haya empeorado. Ha caído en recesión nuestra economía

OPINIÓN. Camino a Laponia. Por Sergio Brenes Cobos
Militante socialista

sergio_brenes19/06/12. Opinión. “Rajoy, que tuvo que retrasar su vuelo a Polonia para ver el debut de España en la Eurocopa frente a Italia, que se perdió los primeros sets de Rafa Nadal en Roland Garros. Todo por darnos a conocer a los españolitos esa gran gestión del ‘no rescate’ en su primera rueda de prensa en sede oficial tras siete meses de gobierno”. Nueva colaboración de Sergio Brenes con EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com,

OPINIÓN. Camino a Laponia. Por Sergio Brenes Cobos
Militante socialista

sergio_brenes07/05/12. Opinión. “Año de 1940. En el mes de enero, la Junta Provincial del Turismo de Málaga se planteaba una serie de proyectos fundamentales para el engrandecimiento futuro de Málaga”. Ya entonces se tenía muy claro: “El golf, deporte que atrae y desarrolla una gran corriente turística, tendrá en nuestra ciudad ancho campo de experimentación…”. Ejercicio de memoria histórica de Sergio Brenes en esta nueva colaboración

OPINIÓN. Camino a Laponia. Por Sergio Brenes Cobos
Militante socialista

sergio_brenes10/04/12. Opinión.En ‘Camino a Laponia’ van a encontrar a un malagueño en la mitad de los treinta. Como licenciado en Historia y master en Gestión de la Ciudad van a encontrar brochazos de mi afición y profesión en cada párrafo. Militante socialista desde la juventud, que me permitió ser concejal en su Ayuntamiento durante 6 años, suelo compartir, de manera ácida, comentarios a través de Twitter y otras redes sociales”. EL OBSERVADOR